Inicio  >  2017: el año de la cadena de suministro digital

2017: el año de la cadena de suministro digital

 

La presión de competidores no tradicionales y de consumidores cada vez más demandantes, está impulsando la evolución de las cadenas de suministro en busca de brindar nuevas experiencias, servicios y valor.
La transformación digital a través de las potencialidades de la nube informática se presenta como el camino para diseñar cadenas logísticas capaces de operar en redes centradas en el cliente.
Por Ruben Belluomo, Gerente Comercial, Infor.

 

Lograr que la estrategia del negocio digital sea una realidad no resulta fácil para muchas organizaciones. Aun las empresas más innovadoras que ya han comenzado a desarrollar una estrategia de trasformación digital descubren nuevos retos y brechas que resolver que no existían el año anterior, en cuanto a nuevas reglamentaciones, políticas comerciales, demandas de los clientes solo para mencionar algunas.
Como resultado, muchos negocios reconocen que la digitalización no es solo mejorar los procesos o la automatización. La trasformación digital es redefinir el negocio. Es abarcar servicios y productos, e ir aún más allá, trasformando los productos en servicios.

La tecnología en la nube es un catalizador de los nuevos modelos de negocio, con datos, digitalización y redes que funcionan como base. Cuando esto se aplica a la cadena de suministro, donde cientos de personas impactan la orden, producción y la entrega de los productos, genera nuevas formas para que las empresas brinden servicios a sus clientes.
Las cadenas de suministro están llenas de ineficiencias, cuellos de botellas e información en silos. Se tiende a establecer cadenas largas, lineales con curvas de transacciones corporativas. Los datos y la visibilidad se encuentran atrapados en cada una de las organizaciones comerciales. Este ambiente fragmentado no es adecuado para el mundo actual de comercio siempre conectado y con clientes ultra demandantes. Aparentemente los procesos de digitalización parecen sencillos como la gestión de las órdenes o la colaboración de los proveedores. Pero las posibilidades de transformación digital pueden contar con una profundidad mucho mayor, dentro de la infraestructura del comercio negocio a negocio, con una estrategia de red que brinde retornos masivos descubriendo nuevas formas de brindar valor a los clientes.

Transformación de toda la cadena de suministro

La transformación digital es un término amplio que se usa y define de varias formas. En algunos mercados, como el automotriz, el movimiento no es tan sutil. Factores disruptivos como los autos conectados y los vehículos autónomos están rediseñando el mercado. La visión transformadora de las empresas automotrices es un nuevo ecosistema de proveedores, OEMs, concesionarios y servicios complementarios que permiten nuevas experiencias y nuevos productos.

La industria ya está encaminada. Empresas importantes como Ford están invirtiendo enormemente en tecnología para lograr innovación. Uno de sus proyectos son los autos eléctricos y un auto totalmente autónomo para el 2021. La capacidad de integrar nuevas innovaciones, tecnología y proveedores dentro del ecosistema automotriz será clave para sobresalir en el futuro.
En el sector de retail, la disrupción digital es estimulada por la enorme presión de los consumidores. Y similar al sector automotriz donde Uber y Tesla son causa de disrupción, en retail están Amazon y Alibaba y sus similares en el resto del mundo. Los consumidores se han acostumbrado a comprar barato en Amazon y similares y a sus entregas puerta a puerta. Como resultado, las empresas de retail de todos los segmentos deben ser híper sensibles a las necesidades y deseos de los consumidores. Pero competir con Amazon y sus servicios de entrega ofreciendo precios competitivos no es sencillo.
Las organizaciones de Retail reconocen la necesidad de transformar su forma de ordenar, producir y entregar los productos pensando en el cliente, en nuevas formas, y manteniendo la rentabilidad. Las nuevas experiencias y servicios son esenciales, consideran como el retail ya está evolucionando y liderando una transformación en la cadena de suministro. Algunas de las tendencias de compras en crecimiento incluyen compras sociales, comercio móvil combinado con camiones y camionetas, click-and-collect, compradores personales, y compras por suscripción entre otras.

El retail dentro del negocio tambien se está innovando. Ralph Lauren ha introducido espejos interactivos “touch-screen” en sus probadores. IKEA ha implementado realidad virtual para permitir que el comprador pueda ver los nuevos artefactos en su casa en forma virtual. West Elm, empresa de muebles de Williams Sonoma, ha anunciado planes para abrir cinco hoteles, que serán showrooms para que el consumidor pueda realizar sus compras.
Bajo la presión de competidores no tradicionales y consumidores demandantes, el futuro de la cadena de suministro se basa en una red de proveedores de manufactura, y de servicios que evolucionan alrededor del cliente para brindar nuevas experiencias, servicios y valor.

2017 fortalecerá el comercio centrado en el cliente

Los límites del negocio tradicional se agrandan. En 2017 veremos como las tendencias tecnologías avanzan redefiniendo los modelos del negocio y tambien a la industria.
Las empresas automotrices están evolucionando a ser proveedores de servicios de transporte. La competencia de empresas no tradicionales eleva la competitividad en tecnología y conectividad. Forzando a las empresas a buscar nuevos proveedores y socios que pueden brindar innovación.
Las organizaciones de retail están evolucionando para ofrecer nuevas formas de experiencia al cliente. La competencia más allá de la industria tradicional esta forzando al retail a acercarse a los clientes por medio de envíos más rápidos o gratis, programas rápidos y fáciles de devoluciones, productos customizados y ordenes fáciles de llenar en cualquiera de los canales de compras. Marcas como los jabones Tide ingresan en los hogares a través de métodos diferentes, los consumidores pueden apretar un botón desde la sala de lavado (laundry) y hacer la orden. Este sistema salta a la empresa de retail y va directo al consumidor.

En 2017, preguntas como “¿Qué define a una verdadera empresa automotriz?” o “¿Qué define a una organización de retail y de productos de consumo?” deberán reevaluarse y redefinirse.
En el centro por supuesto, está el cliente. Los clientes esperan y demanda cada vez más. Cumplir con sus expectativas y cumplir con las órdenes requiere que las empresas de manufactura y de retail revean la forma en que producen y entregan sus productos a los clientes.
El 2017 parece ser un año de cambios. Disrupción social, tecnológica, ambiental y política tendrá impactos masivos en el comercio y en las cadenas de suministro. Para los negocios que operan en varios mercados, esto significa más caídas y retos, junto con demandas más exigentes de los clientes. Las empresas que no se adapten corren un riesgo.
Las cadenas de suministro del futuro cercano tendrán que operar en redes centrada en el cliente. Llegar allí es un camino largo que comienza con la transformación digital.

 

Título: Siete aspectos detrás de la adopción en la nube:

Digitalización. A medida que las empresas comienzan con su estrategia digital, descubren que las soluciones en la nube son una necesidad para muchos de los componentes de la digitalización como el análisis predictivo, la conectividad del internet de las cosas y el seguimiento de los datos por sensores. La amplia capacidad de almacenaje, arquitectura flexible y la implementación de las soluciones en la nube van de la mano con la estrategia de digitalización.

Visibilidad de la Cadena de Suministro: Las empresas saben que deben salir de sus cuatro paredes para ser competitivas en la economía global actual: Las soluciones en la nube ayudan a crear una red inteligente de la cadena de suministro y una conexión integrada don los proveedores, socios y contratistas. La visibilidad de la cadena de suministro se vuelve más práctica y ágil de gestionar.

Adquisiciones y desinversiones. Muchos mercados e industrias se consolidan. Esto hace necesario contar con una rápida respuesta y lanzamiento de nuevas organizaciones y modelos nuevos de negocio. Las empresas no pueden simplemente atravesar un proceso de implementación de dos años para integrar la nueva organización a un ERP existente “on premise”. Las soluciones en la nube requieren semanas y no años para su implementación, garantizando cambios rápidos.

Optimizar la experiencia de los usuarios. La mano obra de los millennials es también una fuerza que impulsa el modelo SaaS. Como las soluciones en la nube son constantemente actualizadas por el proveedor, tienden a incluir interfaces de usuarios modernas y de fácil usabilidad, algo a lo que esta generación está acostumbrada.

Seguridad. Muchos CEOs reconocen que cuentan con funcionalidades limitadas para gestionar la seguridad de la TI. Ellos prefieren dejar a los expertos que focalicen sus recursos en la seguridad y dedicarse a sus responsabilidades críticas. Resulta lógico que las empresas se focalicen en su auténtico foco y dejar el tema complejo de la seguridad a las organizaciones que se especializan en mantener los datos seguros.

Cash Flow limitado. Después de la recesión muchas empresas están cortas de capital y deben encarar proyectos de infraestructura. La falta de capital hace que el modelo de suscripción a la nube y que su bajo costo de propiedad (TCO) resulta atractivo para modernizarse sin una gran inversión.

Brecha de habilidades. Las empresas luchan para reclutar y retener a los técnicos y empleados altamente calificados. Por lo que resulta lógico dejar a un especialista que se ocupe del hardware, los servidores back-ups and upgrades. Esto libera al equipo interno de TI para que se focalice en proyectos más críticos.

DESCARGUE EL CERTIFICADO 2017

RSS es un formato para la sindicación de contenidos de páginas web. Sus siglas responden a Really Simple Syndication

Noticias

RSS